Persianas y toldos

Las persianas y los toldos tienen doble función: aumentar la seguridad y mejorar el confort.
Con un solo gesto y sin moverte del asiento, puedes lograr intimidad aislándote del exterior o protegerte del sol creando un ambiente tranquilo y relajado, gracias a la domótica.
Todas las persianas y toldos de tu hogar, edificio de oficinas o colegio, se pueden regular, mediante un pulsador, teléfono o mando a distancia, desde cualquier lugar. Se puede actuar sobre estos elementos de forma individual, por zonas, o sobre todo el conjunto sin limitación alguna.
Pero además, y como corresponde al concepto de Smart home o casa inteligente, con la ayuda de sensores, el sistema se puede ajustar automáticamente, entre otros a los cambios climáticos.
Por ejemplo, los toldos se recogen automáticamente en caso de temporal o lluvia, y en cambio se extienden por sí solos cuando llega la calma y sale el sol, de esta manera, el sistema alarga la vida útil del toldo y aumenta tu confort.
Por otra parte se puede también aumentar tu seguridad mediante estos elementos.
Se puede asociar, entre otros, que cuando se active el sistema de seguridad, se bajen a la vez y por si solas todas las persianas indicadas. También las podrán cerrar desde cualquier dispositivo estando fuera del lugar.
Otra forma de aumentar la seguridad podría ser mediante la «simulación de presencia» en caso de estar fuera, estableciendo automáticamente en el sistema un horario de apertura y cierre diferente para cada día, convirtiendo a sus persianas y toldos en un eficaz elemento de disuasión
pasiva.